Close

6 April 2020

Columna “Lunes de mujeres”: ÚTERO, CENTRO DE CREACION FEMENINA

Hola, te doy la bienvenida a esta cuarta cita de la columna “Lunes de mujeres”, que sale cada primer lunes del mes; en los meses pasados hemos hablado sobre la relación mujer-luna y las diferentes energías que experimentamos en las diversas fases del ciclo menstrual, y esta vez me gustaría comenzar a hablar sobre el útero.

Lo primero a tener en cuenta es que el sistema genital femenino no es visible, está oculto por dentro, por lo tanto, la mujer es, por su propia naturaleza, similar a todo lo que es mágico e invisible, y entretiene consigo misma una relación profunda e interna; y también todos los cambios, tanto aquellos relacionados con los ciclos mensuales como aquellos relacionados con el ciclo de la vida de la mujer, son una experiencia interna antes de una manifestación externa.
Uno de los términos que usan los chinos para definir la pelvis es Gu Pen, donde Gu es el hueso y Pen tiene el significado de cuenca, cuenco, que denota su estrecha relación con el elemento agua. El mismo término Gu Pen enfatiza la forma de una cuenca, es decir, algo que contiene agua, y el agua está en el origen de la creación: es en esta cuenca donde tendrá lugar la procreación. La cuenca es el lugar de los “sobres”, de “las envolturas” (Bao). Bao es un término muy importante: su ideograma se compone de una raíz que significa “carne” y una parte que nos habla de algo que envuelve y, por lo tanto, indica la placenta, pero también todos los órganos envueltos o formados por una membrana, como la vejiga y el útero.

En los textos chinos antiguos, la descripción anatómica del útero no difiere de aquella de los textos occidentales modernos, pero con respecto a los órganos internos específicos de la mujer, la medicina china siempre ha atribuido mayor importancia al útero que a los ovarios. De hecho, la medicina china refiriéndose al Útero, se refiere a todo el sistema reproductor interno de la mujer, incluidos los anexos, que no se identifican como estructuras separadas, tal vez para subrayar la importancia del útero.
Debemos tener en cuenta que el útero, después de todo, era el órgano del sistema reproductivo que se identificaba más fácilmente: interno pero apreciable, ciertamente podía representar el punto de referencia para las poblaciones antiguas en comparación con el misterio de la maternidad y los flujos menstruales.

En la medicina china, el Útero se describe como un tazón cerrado con tres ramas coniformes, una inferior (cuello del útero, llamado Zi Men “Puerta del bebé”) y dos superiores que van a la derecha y a la izquierda respectivamente (trompas de Falopio y ovarios). El Útero es una de las seis vísceras curiosas o extraordinarias: tiene una forma hueca y la menstruación, el trabajo de parto y el nacimiento son una expresión de su función de secreción (como las vísceras yang), y almacena sangre y alimenta al feto durante el embarazo (expresión de su función como órgano yin). La alternancia de las funciones excretoras y conservadoras sigue un patrón cíclico que corresponde para la menstruación a un mes lunar y para el embarazo a diez meses lunares (aproximadamente 40 semanas).

El Útero ha tenido diferentes nombres durante la evolución de la medicina china, y todos se refieren a sus diversas funciones: por ejemplo, si se desea enfatizar la concepción, se usará el término Zi Gong “Palacio del Niño”; si se desea enfatizar la nutrición del feto, se puede usar los términos Bao Gong “Palacio del sobre”, Bao Zang “Órgano del sobre” o Bao Shi “Cámara del sobre”; si aún se desea prestar atención a su función relacionada con la sangre y la menstruación, se utilizarán los términos Xue Zang “Órgano de la Sangre” o Xue Shi “Cámara de la Sangre”.

En cambio, el término Nu Zi Bao “Sobre del niño de la mujer” se usa para denotar el Útero cuando se habla de una víscera extraordinaria, ya que es el sobre para la transmisión de la vida y el desarrollo del feto; sin embargo, este término también se usa para indicar el sistema reproductivo en general.
En el ideograma Nu significa “madre”, Zi significa “niño” y Bao significa “contenedor”. El ideograma Bao está formado por un recién nacido en la parte inferior y un adulto en la parte superior que se pliega para recibirlo y recogerlo, envolviéndolo dentro de una manta. El término Zi designa al niño, pero también significa semilla, huevos, recordándonos así los óvulos femeninos; sin embargo, otro significado de Zi es “maestro”: nuestra fisiología, nuestra ciclicidad es nuestra maestra durante toda la vida, y en el momento de un posible embarazo, ¡incluso el niño que llevamos dentro se convierte en nuestro maestro!

El Útero útero de la mujer corresponde al Dan Tian Inferior: Dan Tian significa “campo de cinabrio” y es, en la fisiología de la Medicina Tradicional China, el lugar del cuerpo donde se almacena, acumula el qi (energía) y desde el cual luego se irradia hacia los diferentes meridianos en el cuerpo.
El ideograma Dān 丹 representa un pozo con el precioso mineral en su interior, que según la Alquimia China es precisamente el Cinabrio. El término Cinabrio a menudo se traduce como “rojo”, porque el cinabrio (sulfuro de mercurio natural) es un mineral rojo bermellón que se extrae de la roca, la materia prima que se transmuta, a través del proceso alquímico, en el elixir del inmortalidad. Según los antiguos chinos, el cinabrio era el material perfecto, libre de impurezas; como los depósitos de cinabrio se encuentran debajo de las venas auríferas, nació la idea de que, en la naturaleza, el oro se transformaba lentamente en este mineral, por esta razón el cinabrio estaba, como el oro, asociado con la vida y la inmortalidad y se habría encontrado, en otra forma, incluso dentro del cuerpo humano en los tres campos de Cinabrio (Dan Tian Inferior, Medio y Superior).

Entonces, el hecho de que el Útero se considere el Dan Tian Inferior de la mujer, ​​nos hace entender cuánto se considera un punto de energía muy importante; de hecho, ¡es la parte anatómica responsable tanto de la creación de una nueva vida como de la re-creación de nuestra vida!
Es decir, podemos usar nuestro grembo, nuestro útero, no sólo para procrear, sino también para conectarnos con el potencial creativo del universo y dar a luz nuevas ideas, nuevos proyectos, nuevas posibilidades, co-creando conscientemente con la gran Madre Cósmica.

En cuanto al sistema de los chakra, el útero corresponde al segundo chakra, llamado Svadhisthana, normalmente traducido como “el propio hogar”; por lo tanto, podemos considerar nuestro útero como nuestro hogar, nuestro centro de poder, donde estamos en conexión con nosotras mismas, con nuestras emociones, con nuestra energía vital y con el todo.
Como escribió Marguerite Rigoglioso: << Las mujeres son, en virtud de su cámara alquímica que les da la vida que habita en ellas, esencialmente diosas vivientes. Es por eso que las mujeres poseen la capacidad no sólo de llevar el espíritu a la materia, sino también de recibir información de los reinos sutiles. Porque el útero es un transmisor y receptor a muchos niveles. Los Sabios del Oráculo de Delphi sabían esto, es por eso que Delphi era conocida como ombligo/matriz del mundo, y porque se decía que las Profetisas de Delphi recibían a Dios "a través de su matriz". >>

Ahava, Francesca Zangrandi

PD. La próxima cita con esta columna será el primer lunes de abril, pero, mientras tanto, si deseas mantenerte actualizada sobre los diversos artículos que publico en el blog, puedes poner “Me gusta” en la página Facebook Quinta Dimensione – Francesca Zangrandi o seguirme en mi Instagram https://www.instagram.com/francesca_quintadimensione/. Y si crees que este artículo pueda interesar a alguien que conoces, puedes compartirlo. Muchas gracias!

Ediciones anteriores de la columna “Lunes de mujeres”:
VIVIR EN ARMONÍA CELEBRANDO LA PROPIA NATURALEZA CÍCLICA
MUJERES LUNÁTICAS
LAS MUJERES Y LA LUNA

Utilizzando il sito, accetti l'utilizzo dei cookie da parte nostra. - Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando su uso. Info

Questo sito utilizza i cookie per fornire la migliore esperienza di navigazione possibile. Continuando a utilizzare questo sito senza modificare le impostazioni dei cookie o cliccando su "Accetta" permetti il loro utilizzo.

Chiudi