Columna “Lunes de mujeres”: MENSTRUACIÓN ESCASA

Condividi sui tuoi social

Ya legamos a la trigésima cita de la columna «Lunes de mujeres», que sale cada primer lunes de mes. En las últimas citas hemos hablado de las irregularidades menstruales, y el mes pasado en concreto empezamos a profundizar en las irregularidades por alteraciones en la cantidad del flujo menstrual, hablando de la menstruación abundante. Hoy, en cambio, hablaremos de la menstruación escasa.

Ya hemos mencionado que la salida de sangre tiene una cantidad definida y una duración de 3 a 5 días continuos, que puede llegar a siete días y considerarse normal si el flujo no es demasiado copioso. Y cuando la cantidad de sangre es pequeña en comparación con el flujo normal o el número de días de flujo es menor aunque la cantidad diaria sea normal, hablamos de menstruación escasa. El término chino más utilizado para referirse a la menstruación escasa es yuejing guoshao. Las causas del flujo escaso se corresponden en su mayoría con las del retraso de la menstruación, pero hay excepciones; además, a menudo se dan situaciones contradictorias de flujo precoz y escaso o de flujo abundante y retrasado, por lo que vamos a ver más concretamente las distintas posibilidades.

Flujo escaso por déficit de sangre

La condición más frecuente de flujo escazo está relacionada con la escasez de sangre, que puede ser causada por largas enfermedades o numerosos abortos y partos que dañan el qi y la sangre, o por una nutrición incorrecta, un trabajo agotador y preocupaciones constantes que perjudican las funciones del Bazo.

En caso de deficiencia, el flujo es muy escaso, a veces sólo unas gotas, pálido, fluido y sin grumos, y a menudo retrasado. La mujer puede experimentar mareos, palpitaciones y zumbidos en los oídos; a menudo experimenta disnea en situaciones de estrés y debilidad general. El color de la cara es amarillento, los labios y la lengua son pálidos, sin brillo. Si el Bazo está comprometido, la mujer también está inapetente y las heces no tienen forma. En estos casos, el descanso es muy importante para favorecer la producción de sangre por el qi. La ingesta de alimentos debe ser adecuada y regular, y es útil introducir alimentos de naturaleza neutra o tibia que favorezcan la formación de la sangre, así como preferir alimentos de sabor dulce que nutran la sangre y apoyen al Bazo, como la carne de pollo, los mejillones y las patatas, pero evitando los sabores dulces tóxicos como el azúcar.

Flujo escaso por estancamiento de flemas

Con el tiempo, la deficiencia del Bazo puede llevar a la acumulación de flema y conducir gradualmente a una situación de obesidad, que tiene tanto las características de vacío de qi y sangre como las de espesamiento de la humedad. La flema también puede estar relacionada con la sobrealimentación prolongada o el abuso de alimentos grasos y dulces. La presencia de flema bloquea el funcionamiento del qi y ralentiza la circulación de la sangre, obstruyendo el flujo de la sangre menstrual hacia abajo y hacia el exterior.

En el caso de flema, el ciclo se retrasa con frecuencia. La sangre es de color pálido y de consistencia espesa o mezclada con líquido denso. La mujer tiende a ser obesa y sufre opresión en el pecho, posiblemente acompañada de náuseas, vómitos, catarro y, fuera de la menstruación, leucorrea. En estos casos, el movimiento es importante, porque facilita la movilización de la flema en el cuerpo. Y la dieta es básica, que debe estar libre de grasas y dulces, incluidas las bebidas gaseosas y el alcohol, los quesos y las cantidades excesivas de fruta, que generan humedad; además, es mejor preferir los alimentos cocinados para facilitar la digestión.

Flujo escaso por estasis de qi de Hígado

La condición de flema también puede ser el resultado de una situación original de estasis de qi de Hígado que, al afectar negativamente al Bazo, altera el metabolismo de la humedad y aumenta la plenitud. A veces, la estasis del qi del Hígado, ligada sobre todo a condiciones emocionales de ira y resentimiento reprimidos, aunque no se combina con el flema, justifica por sí misma el flujo escaso: al ralentizar la circulación del qi y la sangre, produce un llenado lento del Chongmai y un consiguiente flujo limitado de sangre menstrual.

En caso de estasis de qi, el ciclo también puede retrasarse. El flujo se atasca, es de color normal u oscuro, a veces con presencia de pequeños grumos. La mujer se queja de dolor en el bajo vientre, el pecho y el hipocondrio.  Es esencial que la mujer encuentre más equilibrio emocional, evitando las fuentes de tensión, y la actividad física y cualquier forma de movimiento puede facilitar el flujo del qi. En este caso, la dieta es de menor importancia, pero en cualquier caso una dieta ligera a base de alimentos al vapor facilitará la circulación de la energía; y siempre es bueno evitar los alimentos grasos, los fritos y el alcohol para no fatigar aún más el Hígado.

Flujo escaso por frío en la sangre

El frío externo entra en el útero, generalmente por falta de cuidados y precauciones, durante la menstruación o después del parto. El frío «ata» la sangre dentro del útero y bloquea así la circulación del qi y la sangre. En consecuencia, el flujo menstrual no es libre y baja en pequeñas cantidades, lo que da lugar a un flujo escaso.

En el caso de frío en la sangre, el ciclo también puede retrasarse. La sangre es oscura y espesa o coagulada; la sangre apenas fluye. La mujer siente dolor y frialdad en el bajo vientre, que mejora con el calor puede recordar haber cogido frío o haber tomado bebidas frías durante la menstruación. Es importante que la mujer se cubra adecuadamente y, si es necesario, aplique compresas de jengibre o sal caliente en el bajo vientre. Es bueno evitar los alimentos y las bebidas frías, pero también los alimentos crudos y los de naturaleza fría y fresca, como la carne de caballo, el pepino, los berros, el trigo, los brotes de soja, la lechuga, la berenjena, la cebada, el tomate, el apio, la soja verde. Es mejor preferir los alimentos calientes, como beber decocciones de jengibre o canela, comer carne roja cocinada con muchas especias calientes, gambas y carpa con canela.

Flujo escaso por deficiencia renal

Un frío de tipo interno puede ser el resultado de una deficiencia del yang del Riñón, que no genera suficiente calor para mover la circulación correctamente y hacer salir una cantidad adecuada de sangre. A veces, el qi del Riñón, en particular, puede ser deficiente, ya sea por una insuficiencia congénita con un desarrollo inadecuado del útero y un retraso de la menarquia con respecto a lo normal, o por una insuficiencia adquirida tras repetidos abortos, que dañan el Chongmai, el Renmai y agotan el Jing. En todos estos casos, el Jing del Riñón es escaso y provoca una mala circulación. Al fin y al cabo, la sangre menstrual es una emanación del propio Jing del Riñón y, por tanto, su manifestación corresponde al estado de exuberancia o escasez de esta esencia.

En los casos de deficiencia renal, el ciclo también puede retrasarse o prolongarse. La sangre es de color pálido oscuro y de consistencia fluida. La mujer suele quejarse de dolor y debilidad en la parte baja de la espalda y las rodillas, o de mareos y zumbidos en los oídos, micción frecuente (especialmente por la noche) y sensación de frío en la parte baja del abdomen. El descanso y la reducción de la vida sexual son indispensables para no disipar aún más el qi del Riñón. Comer soja negra, azuki, carne roja, cordero y venado puede ayudar; la ingesta diaria de sopa de miso también refuerza el estado general.

Como siempre recalco, es de suma importancia prestar atención a la propia ciclicidad y a la calidad y cantidad del flujo menstrual, porque conocer, apreciar y amar nuestro ciclo menstrual nos da la oportunidad de abrir el camino a nuestro mundo interior.

Ahava, Francesca Zangrandi

PD. La próxima cita de esta columna será el primer lunes de junio, pero, mientras tanto, si deseas mantenerte actualizada sobre los diversos artículos que publico en el blog, puedes suscribirte al boletín en la página web www.quintadimensione.net, poner “Me gusta” en la página Facebook Quinta Dimensione – Francesca Zangrandi, seguirme en mi Instagram https://www.instagram.com/francesca_quintadimensione/ o puedes suscribirte al canal de YouTube Francesca Quinta Dimensione. Y si crees que este artículo pueda interesar a alguien que conoces, puedes compartirlo. Muchas gracias!

Isciviti alla newsletter

Ricevi aggiornamenti

Altri post