Primer cuarto lunar en Piscis

Condividi sui tuoi social

Esta tarde se perfeccionará el primer cuarto lunar en el signo de Piscis, el último del zodiaco.   Por un lado la Luna en Piscis y por otro el Sol en Sagitario: por un lado fantasía, sueños y espiritualidad; y por otro lado aventura, energía vital y filosofía.

Tanto Piscis como Sagitario son signos mutables, es decir, que cierran una estación, por lo que son adaptables, flexibles y versátiles; les encantan los cambios y tienen la ductilidad de sortear obstáculos y encontrar nuevos caminos. En otras palabras, esta energía puede ayudarnos a adaptarnos a los cambios que se han producido o se están produciendo en nuestra vida, pero al mismo tiempo también podemos percibir este momento como muy caótico o poco claro, precisamente porque tenemos muchos planetas en signos mutables.
Y tanto Piscis como Sagitario están regidos por Júpiter, el planeta de la expansión y el crecimiento, de la esperanza y el optimismo, del desarrollo y la abundancia. Sagitario expresa el lado filosófico y aventurero de Júpiter, que tiende a escapar de una meta a otra, mientras que el signo de Piscis, por su falta de límites, expresa el lado más espiritual y expansivo de Júpiter, que tiende a escapar de la realidad. En otras palabras, ¡todo es posible ahora mismo!

La Luna está en conjunción con el asteroide Juno, que representa a la diosa Juno y que en astrología nos habla del sentido de la justicia y de la defensa de las propias ideas, y las dos están conversando con el asteroide Persephone, que está en oposición, en el signo de Virgo, y que representa nuestra capacidad de hacer valer nuestros derechos y afirmar nuestra opinión sin mucho miedo.

Los dos regentes de este primer cuarto lunar, Júpiter y Neptuno, están ambos en el signo de Piscis, el primero ha vuelto recientemente directo y el segundo está preparado para hacerlo en los próximos días. Y los dos forman una cuadratura en T con Marte en Géminis y con Venus, Mercurio y el asteroide Hygiea en Sagitario.

Plutón en Capricornio se opone a Lilith y Pallas en Cáncer: Lilith nos recuerda la importancia de conectar con nuestra naturaleza más instintiva y salvaje, la que hemos ocultado, aplastado o negado durante tanto tiempo, y Pallas Atenea nació literalmente de la cabeza de su padre, Zeus (Júpiter), por lo que es muy mental, se concentra en un pensamiento, en una idea, y la persigue tenazmente hasta que la entiende y la pone en práctica.
Y tanto Plutón como Lilith y Pallas están en cuadratura con Eris en Aries, formando una T cuadrada: Eris, hermana de Aries (Marte), en la mitología era la diosa de la discordia y la lucha, la que lanzó la manzana que dio origen a la Guerra de Troya, y en astrología nos muestra la herida de la injusticia, la rabia ante las opresiones y condicionamientos de un sistema corrupto.

Así que no es el momento de actuar: por un lado podríamos soñar demasiado y dejarnos llevar, y por otro lado podríamos reaccionar con ira, proyectando nuestras heridas. Francesca Zangrandi

Isciviti alla newsletter

Ricevi aggiornamenti

Altri post

noticias

Luna llena en Leo 2023

Mañana por la noche, la Luna alcanzará su máxima expansión en Leo, signo que representa al Rey fuerte y valiente que se expresa a sí

noticias

Primer cuarto lunar en Tauro 2023

Mañana por la tarde se perfeccionará el primer cuarto lunar en el signo de Tauro. Por un lado la Luna en Tauro