Último cuarto lunar en Piscis, Mercurio retrógrado y Sol en Géminis

Condividi sui tuoi social

Esta noche se perfeccionará el último cuarto lunar. Cuando la Luna está menguante, nos ayuda a hacer limpieza, a soltar lo viejo para dejar espacio a lo nuevo; el mes pasado el último cuarto lunar tuvo lugar en el signo de Acuario, mientras que esta vez será en el signo de Piscis. Estos dos signos parecen muy diferentes: Acuario es inventivo, rápido para actuar, capaz de dialogar con los demás, pero también tiene un miedo secreto a perder su propia individualidad, mientras que el signo de Piscis nos habla de la liminalidad, del espacio indefinido, de una sensibilidad tan elevada que se traduce en el riesgo de no distinguir la frontera entre el yo y los demás.  Acuario lleva a vivir de forma mental, a no seguir los pasos de los demás, a pensar en salirse de lo común; mientras que el signo de Piscis invita a la sensibilidad y a volver a la dimensión más espiritual, pasando del «yo soy» al «nosotros somos», disolviéndose en el conjunto del universo, donde todo es uno.

Y en este último cuarto por un lado tenemos a la Luna recién entrada en Piscis, un signo móvil que nos habla de un renacimiento, pero tras el cierre de algo, por lo que en cierto sentido algo debe morir para dar paso a algo nuevo. Y precisamente por eso necesita quedarse, para entrar en contacto con las emociones, con el percibir, con los sueños y la imaginación. Por cierto, está en conjunción con el asteroide Vesta, el que nos conecta con nuestro fuego interior y lo mantiene encendido para que nuestros deseos y ambiciones no se destruyan. Y por otro lado tenemos al Sol en Géminis, recién entrado en el signo, en conjunción con Mercurio y el asteroide Hekate que están en el mismo signo, más el asteroide Eros que está en el último grado de Tauro. El signo de Géminis es un signo de Aire, móvil, y nos habla de comunicación, conectándonos con el poder de la palabra, pero también nos lleva a estar mucho en lo mental, ya que es inteligente, lógico y tiene la curiosidad de querer saberlo todo.

Además, la Luna está en trígono con Lilith, Ceres y Persephone en Cáncer y con Hygiea en Escorpio: nuestro inconsciente y nuestras emociones más profundas (Luna) están dialogando con nuestro sentimiento más profundo, nuestra naturaleza salvaje e instintiva (Lilith) – que a su vez está en conjunción con lo que necesitamos nutrir en nuestras vidas (Ceres) y con nuestra capacidad de hacer valer nuestros derechos y afirmar nuestra opinión sin mucho miedo (Persephone) – y con la parte de nosotros que nos ayuda a tomar decisiones perspicaces que nos hacen sentir bien. ¿Qué nos hace sentir bien? ¿Qué es lo que drena nuestra energía? ¿Qué nos gustaría que ocurriera en nuestra vida que aún no está ocurriendo? ¿Qué estamos tolerando que no nos hace felices?

Mercurio retrógrado

Mercurio rige el signo de Géminis y actualmente está retrógrado. Es el planeta que está más cerca del Sol y se mueve más rápido, y en el mito representa a Hermes, el mensajero de los dioses que conectaba el Olimpo con los diferentes Reinos, por lo que podemos decir que tiene que ver con el pensamiento, la palabra y la comunicación. Mercurio hace tres retrogradaciones al año en los signos del mismo elemento, y éste es el segundo: en enero hubo la primera en el signo de Acuario, ahora hay la segunda en el signo de Géminis, y en septiembre habrá la tercera en el signo de Libra. Todas las retrogradaciones de este año comienzan en los signos de Aire y luego pasan a los de Tierra, y frente a que el elemento en el que se producen las retrogradaciones nos dice mucho sobre las enseñanzas que traen, podemos decir que mientras el elemento Aire nos habla de mente, ideas, pensamiento, palabra, ligereza y libertad, el elemento Tierra nos habla de estructura, cuerpo, solidez, pragmatismo y hechos.

Cuando Mercurio está retrógrado, nos pide que vayamos más despacio y nos tomemos el tiempo necesario para revisar ciertas cosas y escuchar el mensaje que nos traen; nos da la oportunidad de soltar viejos conceptos e ideas, pero al mismo tiempo nos ayuda a redefinir y redefinirnos. Y teniendo en cuenta las retrogradaciones a caballo entre los signos de Aire y Tierra, en cierto modo es como si nos empujara a comprobar mejor, a no precipitarnos en la evaluación y querer llegar a una conclusión, porque podríamos saltarnos un paso y comprometer el resultado. Y como también es el planeta de la comunicación, nos invita a buscar la forma correcta de decir las cosas, centrándonos en lo que queremos comunicar antes de pasar a la acción. Y estando ahora en Géminis, nos pide que prestemos atención a cómo nos ponemos en contacto con nosotros mismos y con los demás, qué formas utilizamos para comunicarnos interna y externamente.

Sol en Géminis

El Sol ha entrado en el signo de Géminis, un signo que representa fuertemente el concepto de velocidad, cambio, dinamismo y ligereza. Tras la explosión inicial de Aries y la calma aumentativa de Tauro, Géminis vuelve a poner todo en movimiento (el espíritu ligero y dinámico, en continuo movimiento, es típico del elemento Aire); el brote que ha echado raíces está en plena floración y la acción simbólica ahora es la polinización. Después de las figuras animales de los signos anteriores (Aries y Tauro), en Géminis encontramos dos figuras humanas, como para subrayar el alejamiento de la fuerza instintiva y el predominio de la razón y la comunicación (que requiere necesariamente dos sujetos). De hecho, no sólo se fecundan las flores, sino también las mentes, y el signo de Géminis nos invita a cultivar la paz y el equilibrio, para que con su creatividad pueda estimular en nosotros el nacimiento de pensamientos, la comunicación, la difusión de ideas y la creación de relaciones.

Junto con el Sol en este momento también están Mercurio y el asteroide Hekate en el signo; Mercurio está a punto de entrar en el signo de Tauro, pero volverá a entrar en Géminis el 13 de junio. El asteroide Eros está a punto de entrar en el signo de Géminis y la próxima luna nueva se producirá en este mismo signo, por lo que la energía de Géminis se irá sintiendo cada vez más. ¿Qué aceites esenciales pueden ayudarnos en esta época? Definitivamente aceites esenciales como la Menta, el Eucalipto y la Albahaca, que por un lado ayudan a la concentración, ya que el signo nos lleva a ser muy mentales, y al mismo tiempo ayudan a la respiración (el signo de Géminis rige el sistema respiratorio). Si, por el contrario, el exceso de actividad mental nos cansa, podemos pedir ayuda a los aceites esenciales de Lavanda, Incienso, Lemongrass y Neroli. (Si necesitas consejo sobre los aceites esenciales más adecuados para ti, o si quieres comprarlos pero no sabes por dónde empezar para elegir los de mejor calidad, puedes ponerte en contacto conmigo)

Ahava, Francesca Zangrandi

Isciviti alla newsletter

Ricevi aggiornamenti

Altri post

noticias

Primer cuarto lunar en Piscis

Esta tarde se perfeccionará el primer cuarto lunar en el signo de Piscis, el último del zodiaco.   Por un lado la Luna