Close

1 November 2021

Columna “Lunes de mujeres”: LO QUE QUIZÁS NO SEPAS SOBRE LA SANGRE MENSTRUAL

Ya estamos en la vigésimo tercera cita de la columna “Lunes de mujeres”, que sale cada primer lunes de mes (al final encontrarás los enlaces para acceder a los artículos anteriores). El mes pasado hablamos de la menstruación como instrumento de poder y del origen de la conciencia y la civilización humanas, y hoy me gustaría seguir hablando de la menstruación y de la sangre menstrual.

Si buscamos en el diccionario Treccani, bajo el epígrafe “menstruación” leemos: “Fenómeno cíclico, típico de las hembras de mamíferos placentarios, que consiste en la salida periódica de sangre mezclada con secreciones y fragmentos de la mucosa uterina y que se produce cuando el óvulo no ha sido fecundado y no se ha implantado en el útero: está ligado al ciclo hormonal del celo y tiene lugar a lo largo del periodo reproductivo del individuo; en la especie humana comienza con la menarquia (primera menstruación) y termina con la menopausia. “
En la enciclopedia Treccani, sin embargo, encontramos: “Fenómeno fisiológico característico de la edad fértil de la mujer, representado por la descarga periódica de líquido sanguinolento del tracto genital (flujo menstrual). Se produce cuando el óvulo fecundado no se implanta en la cavidad uterina”.

Por supuesto, la menstruación es mucho más que esto, y no es casualidad que la Dra. Christiane Northrup escribiera:

“El ciclo menstrual es el más básico y terrenal que tenemos. La sangre es nuestra conexión con lo femenino arquetípico. Los ciclos macrocósmicos de la naturaleza, como el flujo y reflujo de las mareas y los cambios de estación, se reflejan a menor escala en el ciclo menstrual del cuerpo femenino individual. La maduración mensual de un óvulo y el embarazo o la evacuación de la sangre menstrual subsiguientes reflejan el proceso de la creación como ocurre no sólo en la naturaleza, inconscientemente, sino también en las empresas humanas. En muchas culturas, el ciclo menstrual se ha considerado sagrado.”

De hecho, ¡cómo explicar todos los tabúes, los miedos y los intentos de hacer invisible la sangre menstrual si no fuera una sangre especial! Porque, al fin y al cabo, estamos acostumbrados a ver derramamiento de sangre en películas y series de televisión, pero cuando se trata de sangre menstrual, las propias mujeres a menudo se paralizan y se avergüenzan.

Pero, ¿qué es la sangre menstrual?

Por qué la llamamos sangre menstrual, pero al final sólo un 50% es sangre, la otra mitad es moco, fragmentos de tejido endometrial y células epiteliales vaginales. Así, la sangre menstrual no está tan oxigenada como la normal y tiene niveles más bajos de hierro, hemoglobina, glóbulos rojos y blancos, además de contener tejidos muertos y ya no funcionales; también permanece bastante líquida porque no contiene protrombina, trombina y fibrinógeno, proteínas y enzimas que facilitan la coagulación de la sangre.

Y, de hecho, en la medicina china la sangre menstrual se considera una sustancia preciosa.
Fu Qingzhu explica: “La Sangre menstrual no es Sangre, sino Agua del Cielo, originada en los riñones, es la esencia del yin extremo (original) y el qi del yang extremo (original). Es roja como la sangre, pero no es Sangre. Por eso se llama Gui del Cielo.”

El Jing del Riñón es la base material para la formación de la Sangre menstrual; en particular, está en el origen de la formación de Tian Gui, la sustancia material de la Sangre menstrual. En la pubertad, el Gui Celeste cristaliza y da lugar a la menstruación. Por lo tanto, el Jing de Riñón, al ser la base del Gui Celestial, influye enormemente en la fisiología de la mujer, especialmente en la pubertad, la fertilidad, la concepción, el embarazo y la menopausia.
Si el qi del Riñón es abundante, se manifiesta el Tiangui. En condiciones fisiológicas normales, el Fuego de la Puerta de la Vida (Ming Men), que se origina en la zona entre los dos riñones, calienta el Útero y equilibra las influencias del yin, hace posible la concepción y está vinculado al deseo sexual. El Agua del Riñón es la fuente de la sangre menstrual. El Agua y el Fuego de los Rñones influyen en el útero, que acumula la sangre.

La sangre menstrual es, por tanto, una sangre especial: por un lado contiene tejidos muertos y no funcionales, lo que nos da la oportunidad de expulsarlos y así purificar el cuerpo (un gran regalo de la naturaleza que a menudo pasamos por alto o subestimamos), y por otro lado contiene sustancias valiosas como células madre, anticuerpos y líquido linfático rico en nutrientes, vitaminas, proteínas, azúcares y minerales.

Lujo biológico de depuración natural

Los cosméticos que usamos, los detergentes que utilizamos para limpiar nuestra casa, el plástico de los envases que usamos en la cocina, los medicamentos que tomamos y muchas otras cosas que nos rodean y que inhalamos e ingerimos contienen parabenos y otras toxinas que pueden afectar a nuestra salud. Son conocidos como disruptores endocrinos, es decir, pueden alterar profundamente nuestro equilibrio hormonal, contribuyendo a cambios fisiológicos que suelen ser responsables de dolores menstruales, endometriosis, infertilidad, abortos, ovarios poliquísticos, osteoporosis, alta susceptibilidad al cáncer, etc.
Para medir la presencia de todos estos contaminantes químicos en nuestro organismo, los laboratorios suelen analizar muestras de suero y orina, pero un grupo de científicos de la Universidad de Granada ha comenzado a realizar en los últimos años un estudio pionero que analiza la sangre menstrual de las mujeres.

Enriqueta Barranco y Olga Ocón son las ginecólogas que dirigen este estudio y cuya idea surgió al ver que cada vez más mujeres en su estudio declaraban tener menstruaciones especialmente abundantes y prolongadas. Al estudiar la sangre menstrual, pudieron medir el volumen de la menstruación y estudiar su composición en profundidad.
Comprobaron que la sangre menstrual de todas las mujeres analizadas contenía sustancias contaminantes, lo que significa que el cuerpo humano es incapaz de asimilar los parabenos: intenta convertirlos en derivados más simples para expulsarlos con la orina, pero evidentemente esto no es suficiente, y estas sustancias tóxicas pueden acumularse en otros lugares, como en el tejido de la placenta, la leche materna y la sangre menstrual.

Los varios resultados de su investigación se publican en el Journal of Chromatography B, y el último artículo actualizado está fechado en abril de 2020, en el que concluyen:

“Este estudio revela, hasta donde sabemos por primera vez, la presencia generalizada de varios parabenos y benzofenonas en contacto íntimo con tejidos ginecológicos, aunque sus concentraciones en la sangre menstrual no se correlacionaron con las de la sangre periférica de las mismas mujeres. Estos resultados arrojan luz sobre la información proporcionada por la sangre menstrual como matriz potencial para caracterizar la exposición a parabenos y benzofenonas, cuyas consecuencias para la salud reproductiva de las mujeres deben ser abordadas.”

Nueva luz sobre la sangre menstrual

A menudo las propias mujeres no ven bien su sangre menstrual, la consideran sucia, algo que hay que mantener oculto a los demás, pero la sangre menstrual es también una fuente de células madre.
Por ejemplo, un mensaje promocional de un banco privado de células madre en la India dice:

<<Si por casualidad juraste por la “maldición”, piénsalo de nuevo. El poder del ciclo menstrual es un regalo de la Madre Naturaleza marcado “sólo para mujeres”. El ciclo puede contribuir a su empoderamiento en el cuidado de su salud futura. Esto se debe a que la menstruación es una fuente de células madre – las células madre mesenquimales. Se trata de células madre que tienen un enorme potencial para curar muchas enfermedades graves en el futuro. El poder del ciclo es en realidad una bendición para ti y para los familiares con los que compartes la herencia genética.>>

Las células madre tienen una gran capacidad para regenerar tejidos corporales – órganos, músculos o huesos, por lo que ya se utilizan en los laboratorios criogénicos para tratar enfermedades celulares como la leucemia o el cáncer. Pero los experimentos en el laboratorio han demostrado que, en las condiciones adecuadas, las células madre menstruales, bautizadas como células regenerativas endometriales (Erc), pueden transformarse en más tipos de tejido, como hueso, vasos sanguíneos, grasa, cerebro, pulmón, hígado, páncreas y corazón, que otras células madre adultas.
Los investigadores afirman que entre las células extraídas de la sangre menstrual hay algunas que pueden cultivarse en el laboratorio y replicarse muy rápidamente, mucho más rápido que las células madre del cordón umbilical y la médula ósea. Tanto es así que en 5 ml de sangre menstrual extraída de mujeres sanas se pueden obtener suficientes células madre para tener, en dos semanas de cultivo en el laboratorio, células cardíacas que se contraigan como el corazón.

En conclusión, está claro que la sangre menstrual es una herramienta muy poderosa que tenemos, y es importante que todas las mujeres lo sepan desde la menarquia, para que la experiencia menstrual deje de vivirse como algo negativo y se convierta en un momento especial de gran sabiduría del cuerpo. Y para que todas aprendamos que es un momento de nuestra naturaleza cíclica al que debemos prestar atención y cuidar.

Ahava, Francesca Zangrandi

PD. La próxima cita de esta columna será el primer lunes de diciembre, pero, mientras tanto, si deseas mantenerte actualizada sobre los diversos artículos que publico en el blog, puedes suscribirte al boletín en la página web www.quintadimensione.net, poner “Me gusta” en la página Facebook Quinta Dimensione – Francesca Zangrandi, seguirme en mi Instagram https://www.instagram.com/francesca_quintadimensione/ o puedes suscribirte al canal de YouTube Francesca Quinta Dimensione. Y si crees que este artículo pueda interesar a alguien que conoces, puedes compartirlo. Muchas gracias!

Ediciones anteriores de la columna “Lunes de mujeres”:
LA MENSTRUACIÓN, MOMENTO DE PODER Y ORIGEN DEL MUNDO
EL CICLO MENSTRUAL Y SUS FASES
CICLO OVÁRICO Y HORMONAS
LOS OVARIOS, FUENTES DE VIDA Y FUERZA CREATIVA
LA MATRIZ DE NUESTRA IDENTIDAD FEMENINA
MOCO CERVICAL Y FERTILIDAD
CÉRVIX, EL PUNTO DE CONEXIÓN ENTRE LA VAGINA Y EL ÚTERO
EL MITO DE LA VIRGINIDAD FEMENINA
HIMEN Y VIRGINIDAD
VAGINA, LA PUERTA DE LA VIDA
ANATOMÍA DEL SUELO PÉLVICO
PERINÉ, LUGAR SAGRADO Y NO RECONOCIDO
PELVIS FEMENINA
ANATOMÍA OCULTA DEL CLÍTORIS
EL PODER APOTROPAICO DE LA VULVA
SOBRE VULVA Y DIVERSIDAD
YONI, PORTAL DIVINO DEL CUERPO-TEMPLO FEMENINO
UTERO-CORAZÓN, ALQUIMIA FEMENINA
ÚTERO, CENTRO DE CREACION FEMENINA
VIVIR EN ARMONÍA CELEBRANDO LA PROPIA NATURALEZA CÍCLICA
MUJERES LUNÁTICA
LAS MUJERES Y LA LUNA