Portal 6-6

5 Jun

Portal 6-6

Estamos en junio, un número seis, y el número seis es el número de la Diosa, de lo femenino, de la armonía y el amor; en la antigüedad fue consagrado a Júpiter y Venus, considerado un símbolo de belleza y perfección (de hecho, si sumamos los números 1, 2 y 3, o si los multiplicamos, seguiremos obteniendo el número seis).
Gráficamente, el número seis está representado por la estrella de seis puntas, conocida como el Sello de Salomón o Estrella de David; mientras que la estrella de cinco puntas corresponde a la dimensión microcósmica, al hombre individual, la estrella de seis puntas corresponde a la dimensión macrocósmica, al hombre universal. La estrella de seis puntas está formada por dos triángulos equiláteros entrelazados: el triángulo con el vértice hacia abajo representa el Agua y la Tierra, es decir, los dos elementos más pesados, que tienden hacia abajo, mientras que el triángulo con el vértice hacia arriba representa el Aire y el Fuego, los dos elementos más ligeros, que tienden hacia arriba. Así expresa la unión del Cielo y la Tierra.

Por lo tanto, podríamos decir que el número seis es el número de la armonía y que nos pide encontrar un equilibrio entre la materia y la espiritualidad.
Y mañana no sólo se abrirá el portal 6-6, sino que también será un día seis: 6-6-2019 (6+6+2+0+1+9=24; 2+4=6).

Este portal es una mejora del pasado portal 3-3-3: si en esa ocasión pudimos llevar el mundo de posibilidades al mundo real, convertir las ideas en algo más tangible, ahora es el momento de pasar a la creación, a la manifestación concreta de lo que planeamos y preparamos entonces.
El número seis resuena directamente con el 3-3, es la concretización física de proyectos e ideas que se originan en el plano mental; para Pitágoras era el número de la creación en el plano real y concreto.

Una figura de la geometría sagrada que puede ayudarnos en este momento es la Semilla de la Vida (¡no debe confundirse con la Flor de la Vida!), también conocida como la Semilla de la Creación: esta figura representa las siete etapas (o días) de la creación, por eso es considerado el símbolo de la creación y la fertilidad.
Dios creó la vida en siete días, pero en el séptimo día descansó, así que en realidad ya en el sexto día se creó la obra; y de hecho, en la Semilla de la Vida, el círculo central representa el séptimo día, el rdescanso, mientras que los seis círculos representan los primeros seis días de la creación, y la intersección de estos seis círculos forma seis pétalos en el círculo central.

Así que mañana se abrirá un portal que permanecerá abierto hasta el 24 de junio, y en este marco de tiempo podemos invertir nuestras energías para crear y co-crear nuestra realidad.
Y dado que el yoni, el órgano femenino, siempre ha sido considerado la puerta a través de la cual el primer principio se convierte en materia y la energía trascendental se convierte en manifestación, diría que la Smorfia napolitana (una especie de “diccionario” en el que cada palabra corresponde a un número para jugar en la lotería) después de todo, intuyó bien al asociar el número seis con “chella ca guarda ‘nterra”, que es “la que mira al suelo”, refiriéndose a la vulva femenina, no sólo al órgano sexual en sí, sino en general al amor, al equilibrio y la maternidad, ya que es lo primero que conocemos y vemos cuando salimos a la luz.

Ahava, Francesca Zangrandi

Utilizzando il sito, accetti l'utilizzo dei cookie da parte nostra. - Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando su uso. Info

Questo sito utilizza i cookie per fornire la migliore esperienza di navigazione possibile. Continuando a utilizzare questo sito senza modificare le impostazioni dei cookie o cliccando su "Accetta" permetti il loro utilizzo.

Chiudi