Close

17 April 2019

Abrir el corazón

Generosa y poderosa,

ligera pero resonante,

acompañas nuestros pasos

y apoyas nuestros corazones.

Tus palabras resuenan en mí:

“Abrid el corazón, abrios al amor,

y dejad que vuestra luz se expanda en el mundo,

transformándolo y elevando su vibración.

No tengáis miedo,

ya no es tiempo para el dolor y el sufrimiento.

El amor está aquí, sólo tenéis que abriros a él

y vivirlo plenamente.

Yo y todos los que formamos parte de la espiral de la rosa mística

estamos aquí para ayudaros y apoyaros en este paso.

Soltad las máscaras, las armaduras,

las paredes protectoras que habéis construido a vuestro alrededor y vuestro corazón,

y dejad que la luz que brilla dentro de vosotros se filtre,

dejad que salga e ilumine el mundo”.

Gracias María Magdalena por acompañarnos,

Francesca Zangrandi