Close

2 December 2021

Luna nueva en Sagitario y eclipse solar 2021

El sábado por la mañana se producirá la última luna nueva del año, que estará en el signo de Sagitario: no sólo el Sol y la Luna estarán conjuntos en el signo, sino que también lo estarán con Mercurio y Vesta, y el Nodo Sur estará a poca distancia, también en el mismo signo.
Así que la energía sagitariana estará muy presente, y además, la luna nueva irá acompañada de un eclipse solar total.

Sagitario es el último signo del elemento Fuego, pero su fuego no es el fuego impetuoso de Aries, interesado en la conquista, ni es el fuego radiante y fuerte de Leo, empeñado en la magnificencia del ego; en el fuego de Sagitario prevalecen la iniciativa de Aries y el coraje de Leo, pero es un fuego menos material y más espiritual, que conduce a la iluminación. De hecho, Sagitario es el signo que nos lleva al lado espiritual de la vida; nos insta a ser honestos y veraces sobre nuestro propósito en la vida, y nos desafía a actuar en consecuencia.
Escorpio nos enseñó a profundizar para encontrar la vida bajo la muerte aparente, a cavar bajo la superficie de las cosas para sacar a la luz las verdades ocultas más allá de las apariencias. Ahora Sagitario nos invita a captar el significado de las cosas, a entender el principio más allá del fenómeno, a captar la razón de las cosas más allá de su manifestación, a percibir el orden superior más allá de la perspectiva limitada que tenemos en este plano de la realidad. Sagitario abre horizontes y nos permite ir más allá de los límites de nuestro hábitat a nuevos lugares. Tiene una visión amplia de las cosas y no se limita a lo particular, ni se enreda en los detalles.

Escorpio es un signo fijo, que tiende a aferrarse a sus posiciones, pero Sagitario es un signo móvil, naturalmente inclinado al movimiento y al cambio, ávido de experiencias y nuevos horizontes por conquistar. Con Escorpio nos hemos sumergido en las profundidades de nuestro yo más prístino para contemplar nuestra verdad desnuda; hemos descendido con Inanna al inframundo y nos hemos despojado de nuestras falsas máscaras, pero Sagitario es la flecha que nos impulsa de nuevo en nuestro viaje, es el fuego escondido en nuestro núcleo más esencial.
La figura mitológica que representa a Sagitario es el centauro, mitad hombre y mitad caballo, representado en el acto de lanzar una flecha al cielo: esa flecha apunta hacia arriba, hacia un punto lejano, hacia una meta, denotando el deseo de evolución que hay en cada uno de nosotros y la ambición que siempre nos dirige hacia nuevas metas; pero mientras la parte humana se dirige hacia una meta, la parte animal permanece firmemente arraigada al suelo, manteniendo un vínculo con el mundo material (que es la parte esencial de la experiencia humana) y recordándonos que el instinto y la razón pueden encontrar un equilibrio.

Pero esta luna nueva irá acompañada de un eclipse solar: la Luna se situará entre la Tierra y el Sol, y desde nuestra visión geocéntrica, la Luna tapará el Sol. Y este momento de oscuridad nos pide que nos detengamos un momento, que escuchemos y observemos, antes de emprender la acción necesaria para lograr nuestro objetivo.
Es como si el lado inconsciente y emocional tomara el control, mientras que el lado consciente, conectado a nuestra esencia, desapareciera por un momento.

Así que es el momento perfecto para repensar quiénes somos ahora, y te invito a que te hagas las siguientes preguntas.
¿Quién soy hoy?
¿Qué ha cambiado en mí desde principios de 2020 hasta hoy?
¿Cuál es el propósito de mi vida?
¿Desde cuándo tengo este propósito? ¿Debo revisarlo un poco?
¿Este propósito se corresponde realmente con quien soy hoy o está vinculado a mi antiguo yo?
¿Está influenciado por mis creencias limitantes? ¿Está influenciado por las creencias de mi familia de origen? ¿O por las creencias de la sociedad en la que vivo?
Con toda sinceridad, ¿esta intención realmente resuena con lo que soy hoy? ¿O siento en el fondo que el propósito es diferente?
¿Qué es realmente importante para mí hoy?
¿Cuáles son mis valores hoy?

Los eclipses siempre nos hablan de algo que se acaba, invitándonos a dejar ir lo que ya no es. Sólo si miramos dentro de nosotros en este momento de oscuridad y somos honestos con nosotros mismos, podremos disparar realmente la flecha hacia nuestra verdad cuando vuelva la luz.
Apoyando esta conexión con nuestra verdad está Vesta, en conjunción con los otros planetas en Sagitario: Vesta es la que nos conecta con nuestro fuego interior, la que lo mantiene encendido para que nuestros deseos y ambiciones no se destruyan. Este fuego interior que nunca se apaga es la llama de nuestra Alma en comunión con el Espíritu, que nos lleva a buscar nuestra verdad. (Dejo a continuación una meditación para entrar en contacto con Vesta y el propio fuego interior: la propuse hace unos meses, ¡pero es muy buena para este periodo!)

Y este es el momento de conectar con nuestro fuego interior, con nuestra verdad. De hecho, recordemos que el eje Sagitario-Géminis no sólo nos da la posibilidad de soltar aquellas creencias que creíamos verdades absolutas y que de alguna manera nos están limitando, sino que también nos aleja de la verdad dictada por los gurús o por todos aquellos que hemos idealizado, para acercarnos cada vez más a nuestro maestro interior y a nuestra propia verdad.
Feliz luna nueva, Francesca Zangrandi

PD. Mañana, viernes 3 de diciembre, a las 19.00 hora española, celebraremos una CEREMONIA DE LUNA NUEVA – ONLINE. La reunión está abierta a todos y es gratuita, así que si quieres participar házmelo saber.