Tag: Capricornio

15 Jul

Luna llena y eclipse lunar parcial en Capricornio

Mañana habrá luna llena en Capricornio, acompañada de un eclipse lunar parcial en Capricornio.
En esta luna llena los dos signos cardinales de Cáncer y Capricornio están muy presentes; de hecho, en el signo de Cáncer se encuentran el Sol, Venus y el Nodo Norte, mientras que en la oposición, en el signo de Capricornio, están la Luna, Saturno, Plutón y el Nodo Sur.

Los signos cardinales son aquellos que se encuentran al comienzo de las estaciones, y por esta razón es su característica comenzar algo nuevo. Cáncer comienza la vida con el acto creativo por excelencia, es decir, no sólo la creación de una nueva vida, un niño, sino de todo, como un proyecto, una idea, etc. Por lo tanto, podemos decir que representa el padre que nutre, cuida y protege al niño emocionalmente, es decir, la madre. Capricornio, por otro lado, también tiene una matriz de crianza fuerte, pero corresponde más al padre que da las reglas, que enseña la disciplina y el sentido del deber, representando así al padre.
Por lo tanto, Cáncer nos empuja a crear lo que sentimos fuertemente dentro de nosotros, a comprometernos para crear lo que sentimos que es nuestra misión, nuestro proyecto del alma; mientras que Capricornio nos ayuda a continuar en nuestro proyecto y realizarlo, cueste lo que cueste.

En cuanto a los eclipses, mientras que los solares abren un ciclo y traen algo nuevo, los lunares cierran un ciclo; y ambos siempre ocurren cerca de los Nodos lunares (el Nodo Sur nos muestra de dónde venimos, qué sabemos y qué podemos dejar ir porque ya no lo necesitamos, mientras que el Nodo Norte nos muestra nuestra evolución, la dirección de nuestra alma y las lecciones que necesitamos aprender para evolucionar).
Entonces podemos decir que los eclipses nos ponen a prueba: nos muestran la dirección a seguir, obligándonos a ver si estamos en el camino elegido por nuestra alma; si estamos alineados con nuestra misión, todo será más simple, el impacto será leve, pero si nos hemos alejado demasiado de nuestro proyecto del alma, probablemente experimentaremos algunos choques que nos harán cambiar de dirección, lo que nos dará la oportunidad de prestar atención a nuestros deseos más profundos y verdaderos.

Además, recordemosnos que Plutón está en Capricornio: Plutón es el rey de la transformación, que nos pide que comprendamos de una vez por todas lo que podemos hacer y lo que queremos ser, reconocer y usar nuestro talento, demostrar nuestro valor para finalmente transformar el diamante que somos desde el estado en bruto hasta la gema más espectacular.
Obviamente, entre lo que somos y lo que seremos, es posible experimentar un momento de confusión y desconcierto: ya no sabemos quiénes somos, aún no está completamente claro qué queremos hacer y adónde queremos ir; nos preguntamos cuál es nuestro hogar, qué nos da seguridad. Pero Plutón nos invita a no tener miedo de dejar atrás lo que ya no nos representa, nos pide que demos un paso adelante, dejando que el viejo muera para transformarnos en la maravilla que somos.

Feliz luna llena llena de transformaciones y nueva conciencia! Francesca Zangrandi

25 Apr

Crisis y conjunciones planetarias

En el boletín de la semana pasada (que en este momento está solo en italiano) hablé de crisis ya que nos acercábamos a la Pascua, un momento en el que en un nivel trascendental abandonamos las partes de nosotros que ya no nos corresponden para que podamos manifestarnos más en nuestra  pura esencia.

Pero me di cuenta de que para muchas personas este es realmente un momento de crisis, lo veo a diario en mi trabajo: quien está en crisis consigo mismo y no sabe qué hacer con su vida; quien está en crisis con su pareja, preguntándose si debe continuar la relación o no; quien está en una crisis laboral y se pregunta si lo que está haciendo es o no lo que quiere seguir haciendo; pero podría seguir con muchos otros ejemplos, porque cada uno tiene su historia.

Comencemos por la etimología de la palabra “crisis” (¡creo que ya entendiste que me gusta tanto!): viene del griego “krisis” que significa “elección, decisión” y del verbo “krino” que significa “separar, distinguir”, recordándonos, por lo tanto, que es hora de tomar decisiones y decidir si pasar de un esquema antiguo a uno nuevo.

Y si tomamos el ideograma chino de “crisis”, vemos que está compuesto de dos sílabas, cada una escrita con un carácter diferente: wēi (危), que significa “peligro”, y jī (機/机), que significa “momento crucial”, señalando aquí también que es un momento difícil que requiere una decisión decisiva.

Entonces, lo que llamamos crisis es un momento crucial en nuestra vida en el que todas nuestras certezas colapsan haciéndonos vacilar, dándonos la impresión de que falta el terreno bajo nuestros pies y generando en nosotros un estado de ansiedad que aparentemente es incomprensible.

Y en este mes de abril de 2019, todas las estrellas nos empujaron y nos están empujando a limpiar, destruir lo viejo y renacer: además de los tres planetas retrógrados (Júpiter, Saturno y Plutón), Plutón se une al Nodo Sur en Capricornio (algo que no es tan común ya que sucede cada 17 años) y la próxima semana también Saturno se unirá al Nodo Sur en Capricornio (algo aún más raro que los dos planetas se unan al Nodo Sur en el mismo período, lo que hace que este momento sea bastante crucial).

Plutón es el planeta más lento y toma 248 años para completar su revolución, es decir, su vuelta alrededor del zodíaco; entró en el signo de Capricornio en 2008 (donde permanecerá hasta 2024) abriendo una puerta que nos permitió ingresar a un lugar de grandes limpiezas, especialmente a nivel del alma.

Plutón tiene una vibración energética muy alta, capaz de destruir todo, creando las condiciones ideales para comenzar literalmente desde cero, a través de una metamorfosis y una regeneración radical. El signo de Capricornio está gobernado por Saturno, el planeta del Karma, así que Plutón, cuando entró en el signo, comenzó una fase de limpieza kármica: ciertamente no es un trabajo fácil, ya que nos hace entrar en nuestras heridas para curarlas directamente desde la raíz; pero este trabajo ha sido y es absolutamente necesario para elevar nuestras frecuencias y prepararnos para el salto dimensional.

Sí, estamos viviendo un período de grandes transformaciones, que a menudo nos hacen sufrir, pero creo que es importante recordar que, incluso si nos desestabiliza, la crisis nos lleva a una fase evolutiva: precisamente porque nos lleva a un equilibrio inestable, somos más propensos a encontrar una nueva forma de relacionarnos con nosotros mismos y con los demás, hasta alcanzar un nuevo equilibrio.

De hecho, la crisis pasa por cinco etapas, la última de las cuales es precisamente el restablecimiento de un nuevo orden, que siempre está en un nivel de conciencia más alto que el inicial.

Además, debemos tener en cuenta que tanto el Nodo Sur, como Saturno y el signo de Capricornio están asociados con el pasado, la familia y los antepasados, por lo que podemos encontrarnos trabajando en temas relacionados con el linaje familiar o aspectos personales que hemos heredado, o también sobre hábitos profundamente arraigados en nuestra alma y en la memoria kármica.

Finalmente, Saturno también se considera el planeta de la responsabilidad, por lo que este podría ser el momento perfecto para asumir la responsabilidad de nuestras vidas para que pueda tomar la dirección que consideramos ser la mejor para nosotros.

Feliz elección, Francesca Zangrandi

6 Jan

Luna nueva en Capricornio y eclipse solar parcial

Hoy es luna nueva en Capricornio, acompañada de un eclipse solar parcial: es la primera luna nueva del año y el primer eclipse (este año habrá cinco, de los cuales tres estarán bajo el signo de Capricornio).

Tanto el Sol como la Luna están en Capricornio, un signo de tierra caracterizado por una gran tenacidad, determinación y disciplina interior que lo llevan a trabajar con la máxima eficiencia para lograr el objetivo establecido. La Luna representa el arquetipo de la Madre, la que recibe y nutre a su comunidad, mientras que el Sol representa el arquetipo del Padre que protege a su comunidad al darle una dirección de seguir y una meta que alcanzar.

Además, incluso Saturno, gobernador de Capricornio, está en el signo (y permanecerá hasta 2020), pues las energías del momento nos llevan a madurar, dejar de comportarnos como niños y finalmente reconocer a la madre y al padre internos que nos apoyan y protegen. Es hora de manifestar lo que somos, usar nuestros talentos y realizarnos.

Los eclipses siempre traen grandes cambios, haciéndonos cerrar con todo lo que no tiene la vibración de nuestro mayor propósito y tratando de reconectarnos con nuestro Maestro interno. Entonces, en las próximas dos semanas, entre este eclipse y el próximo (que será el próximo 21 de enero, coincidiendo con la luna llena), es importante llamar la atención sobre lo que queremos lograr en este 2019 en nuestras vidas.

Feliz luna nueva, Francesca Zangrandi

4 Jan

Los doce días de Navidad: día 10

Hoy, 4 de enero, la dedicación se hace a Capricornio, signo Tierra que inaugura la temporada de invierno, la época más difícil del año: en la naturaleza los animales que no han emigrado (Sagitario), o están hibernando o tienen que mostrarse más fuertes y coriáceos de la rigidez, el frío y la falta de alimentos.
Capricornio representa la manifestación de lo divino en toda la humanidad, el momento en que Cristo puede ser observado en toda la raza humana. Gracias a este signo podemos imaginar concretamente un nuevo mundo en el que nosotros mismos nos convertimos en poderosos seres de luz.
El discípulo relacionado con Capricornio es Simón, hermano de Santiago y de Tadeo. Aunque Simón era cercano al Señor por lazos familiares, fue reacio a aceptar la divinidad del Maestro, pero cuando finalmente fue despertado por Cristo, su dedicación fue total. Su único deseo era servirle y ni la vida ni la muerte podían separarle de este ideal.
En el cuerpo, el centro relacionado con Capricornio son las rodillas: en el hombre Crístico, estos puntos se convierten en gloriosos vórtices de luz, por lo que podemos imaginar las rodillas como vórtices que nos permiten recorrer el camino que nuestro corazón desea.
El pensamiento bíblico en el que podemos meditar hoy es: “Hasta que el Cristo se forme en vosotros” (Gálatas 4,19)
Así que estamos invitados a dar la bienvenida al Camino Crístico en nuestros corazones y hacer que el Cristo Femenino sea parte de nuestra vida. (El Cristo Femenino es un estado de poderoso amor divino y unión que nos llevará al renacimiento de una nueva conciencia humana y planetaria).
Ahava, Francesca Zangrandi

Utilizzando il sito, accetti l'utilizzo dei cookie da parte nostra. - Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando su uso. Info

Questo sito utilizza i cookie per fornire la migliore esperienza di navigazione possibile. Continuando a utilizzare questo sito senza modificare le impostazioni dei cookie o cliccando su "Accetta" permetti il loro utilizzo.

Chiudi